Cinco excursiones épicas para inspirar su próxima aventura

Por LISA KLEIN

Las vacaciones suelen centrarse en relajarse, dejarse mimar y, a veces, apenas mover un dedo.

Aunque los viajes relajantes son muy necesarios, lo contrario, como las excursiones de varios días que ponen a prueba la resistencia y conectan con la naturaleza más salvaje, pueden aportar una tranquilidad de otro tipo.

Estas cinco rutas de senderismo de larga distancia repartidas por todo el mundo son el lugar perfecto para empezar a planear un viaje inolvidable.

Sendero de los Apalaches - Estados Unidos

Recorrer todo el Sendero de los Apalaches (foto de arriba), que discurre a lo largo de la cadena montañosa del mismo nombre en el este de EE.UU., es la empresa de toda una vida.

Con más de 3.000 kilómetros, recorrer el sendero completo suele llevar entre cinco y siete meses, y sólo uno de cada tres que lo intentan lo consigue. Por suerte, hay numerosas entradas al sendero en los 14 estados que atraviesa y la mayoría opta por recorrer solo algunos tramos.

Desde el punto más meridional de la montaña Springer, en Georgia, hasta la montaña Katahdin, en Maine, al norte, el sendero serpentea por densos bosques, sube y baja montañas y pasa junto a alces, osos negros y ciervos.

Su cota más alta, 6.643 pies, es Clingman's Dome, en el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes, en la frontera entre Tennessee y Carolina del Norte.

Kumano Kodo - Japón
Getty Images

El Kumano Kodo, en la península de Kii, al sureste de Japón, es en realidad una serie de senderos que recorren una antigua red de rutas de peregrinación que conectaban importantes santuarios budistas.

Recorridos por emperadores, aristócratas y, más tarde, por las masas durante más de 1.000 años, todos estos senderos atraviesan las montañas sagradas y pasan junto a cascadas e imponentes cedros y cipreses.

Una peregrinación Kumano Kodo suele terminar en uno de los tres santuarios principales de la península -Hongu Taisha, Hayatama Taisha y Nachi Taisha-, tras detenerse en los santuarios Oji más pequeños del camino.

La mayoría de las rutas del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO duran entre tres y seis días, con alojamiento en casas de huéspedes locales y baños en onsen (aguas termales) a lo largo de cada una de ellas.

Costa de África - Sudáfrica
Getty Images

El Rim of Africa es una ruta de senderismo que recorre más de 400 millas de la cordillera Cape Fold, en el suroeste de Sudáfrica.

La dificultad del terreno y la falta de senderos atraviesan también algunas tierras privadas, por lo que es necesario un guía de montaña, y sólo puede hacerse en primavera (de septiembre a noviembre) debido a las duras condiciones meteorológicas.

Cada una de las nueve travesías entre Cederberg y las montañas Outeniqua lleva entre siete y diez días, o se puede optar por recorrerla entera.

La recompensa es un vistazo privado a la rocosa naturaleza sudafricana: flores silvestres, la planta arbustiva fynbos, proteas, ranas de lluvia, antílopes, babuinos y multitud de aves.

Tour del Mont Blanc - Francia, Italia y Suiza
Getty Images

El Tour du Mont Blanc rodea su homónima y famosa montaña en los Alpes europeos, atravesando tres países a lo largo de sus 105 millas.

Se tarda unos 11 días en terminar la ruta entera, dividida en 11 etapas que los excursionistas suelen completar en un día cada una. Los picos también son altos: el desnivel total a lo largo de toda la ruta es de 9.000 metros.

La excursión sólo puede hacerse en verano (de junio a septiembre) debido al tiempo y la nieve, que es una época maravillosa para estar en las montañas, ya que la hierba verde brillante y los árboles contrastan con los escarpados picos grises y los lagos alpinos turquesa.

A lo largo del camino hay refugios tipo dormitorio que ofrecen camaradería y comidas calientes.

W Trek - Chile
Getty Images

En el extremo sur de Sudamérica, el W Trek es un viaje por los valles del Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena.

La caminata de 47 millas puede durar entre tres y siete días, con campamentos y refugios para descansar después de cada jornada.

Los senderos, de altitud relativamente baja (el punto más alto está a 2.788 pies), discurren por tres valles, incluido el Valle del Francés, formando una "W".

Entre las impresionantes vistas del camino se incluyen lagos vírgenes, glaciares, densos bosques, la estepa patagónica y guanacos, zorros y cóndores. El punto culminante es llegar a la base de las famosas tres torres de granito del parque.